Filed under Sitio

La pareja de actores almorzó en una cantina de Almagro junto a Camilo, el hijo de Mónica ● Ella, cada vez más rubia ● Y él, superentusiasmado con la idea de ser padre ● ¿Lo tenían al galán de Guapas con el cochecito?

Lejos de las jornadas de grabación que mantienen apretada su rutina semanal, Mike Amigorena (41) aprovechó el fin de semana soleado para salir a almorzar con su novia. Porque no todo es trabajo: su brillante personaje de cirujano en Guapas puede esperar. El sábado 29, pasadas las dos de la tarde, el actor pasó a buscar en su auto a Mónica Antonópulos (32) que lo esperaba en la puerta de su departamento junto a Camilo (2), el hijo que la blonda tuvo con su ex Coraje Abalos. Se subieron al vehículo, guardaron las cosas del bebé y los tres se marcharon hacia una cantina ubicada en el barrio de Almagro. Fue el propio Mike quien se encargó de llevar el cochecito del pequeño hasta el lugar elegido para almorzar. “Me gustaría ser papá. Estoy a punto caramelo para serlo”, confesó el actor durante la presentación de la nueva tira de Pol-ka, que lo tiene como protagonista masculino. Y luego de sus declaraciones en cuanto a sus deseos de convertirse en padre por primera vez, Amigorena practicó con el hijo de Mona –así es como él la llama en la intimidad–. Una imagen vale más que mil palabras: ¿se vendrá el bebé?

Para él, la más guapa. Durante la salida familiar, los actores no pasaron desapercibidos. Llamaron la atención tanto por el amarillo furioso de los pantalones de Mike, como por el rubio platinado en la cabellera de Mónica. El cambio de look de ella tiene un porqué. La Antonópulos se cortó el pelo y se lo aclaró para su nuevo personaje en Arrebato, una película que rodará este año junto a sus excompañeros de El Elegido, Pablo Echarri y Leticia Brédice. Por su parte, Amigorena continúa con la música y con su papel en Guapas donde, nuevamente, comparte elenco con Carla Peterson, su novia – con convivencia– por más de dos años hasta mediados de 2011.“Volver a trabajar con Carla es un gusto enorme, pero aún no nos cruzamos en la ficción. Igual, eso no generó celos. Yo las escenas de mi pareja con un ex no las vería, sería fuerte, me daría más impresión que celos”, describió Amigorena al respecto. Mike, un gran actor, que ahora también se luce, y pide protagónico, haciendo el mejor papel que la vida puede regalar: ser papá.

Fuente: http://www.paparazzionline.com.ar
Posted By: pilu    0 Comments    Posted On abril 11




Filed under Prensa

El actor mendocino volvió este año a la televisión con “Guapas”. Desde Buenos Aires dialogó con Estilo acerca de su personaje, su amor por Mónica Antonópulos, y el difícil momento de inseguridad que pasa el país.

domingo, 06 de abril de 2014

La voz profunda de Mike Amigorena se siente desde el otro lado de la línea, allá en su departamento en Buenos Aires, en un break de repaso de libros de la nueva serie que lo tiene entre su staff de estrellas. Se trata de “Guapas”. El tono pausado y la buena predisposición al diálogo, sin apuros, permite pensarlo apoltronado en algún cómodo sillón.

“Estoy muy contento con esta ficción, lo que pasa con mi personaje, la manera en que se graba, los guiones, el elenco. La verdad que es un lujo. Estoy Feliz de estar en el aire nuevamente luego de un año de no hacer tele, sumado a la gran aceptación del  programa”, dispara Mike.

Y es que luego de su salida de “Vecinos en Guerra”, el mendocino se tomó su tiempo fuera de la pantalla chica, y teniendo en cuenta que tiene además su banda de música (Mox) y proyectos que no le faltan nunca, ocupado siempre estuvo, pero la adrenalina televisiva no lo sumó entre sus filas este último tiempo.

Ahora el actor se encuentra grabando la serie “Guapas” (con Mercedes Morán, Isabel Macedo, Carla Peterson, Florencia Berttotti y Araceli González) en donde su personaje (el cirujano estético Federico Müller) le hace pasar los peores momentos a Lorena, su secretaria (el personaje de Bertotti); pero permite descubrir las carencias afectivas que lo harán querible.
En diálogo con Estilo, Mike contó más sobre su nueva vuelta a la televisión, su vida en pareja con la actriz Mónica Antonópulos, y la mirada sobre su personaje. Además, su percepción acerca de la violencia  y la realidad argentina que nos atraviesa. Un lujito.

Mike el terrible 

Si hay algo con lo que coquetea el actor de 42 años es la versatilidad e improvisación que le imprime a sus personajes (de por sí jugosos). Y esta vez, el doctor Federico Müller le da rienda suelta a Amigorena para que aproveche sus vaivenes sentimentales y personales como personaje, y le imprima la ciclotimia exacta que el actor desde su talento, sabe manejar muy bien.

- ¿Extrañabas la turbulencia de la televisión?

- Sí, la verdad que sí. Me encanta la tele, pero de a ratos. No podría hacer todos los años televisión. Eso sí, la extrañaba porque el año pasado no fue muy extenso mi paso por ella. Volver ahora con un gran equipo,  pasándola muy bien, con amigos, encima en Polka que hacía como seis años en la que no estaba, es un combo genial que me pone muy contento.

- Y encima con un personaje  que es un caradura cínico, Y querible ¿Cómo lo armaste?

- Desde su profesión Müller, al ser un cirujano plástico, estar en contacto con el cuerpo todo el tiempo, en especial con la mujer, tiene debilidad por atenderla y por verse bien. Es una persona que proviene de una familia fría, disgregada, que no está acostumbrado al compromiso, y entre este panorama, y la debilidad por la mujer, todo parace írsele de las manos hasta que aparece el personaje de Flor Bertotti, Lorena. La sencillez, la simpleza, la ternura, es lo que hace falta a él ycuando empieza a acostumbrarse a ese trato, a esa sensación que lo puede no sólo sentimental, sino operativamente, y que le brinda Lorena, se torna dependiente. Ella le saca las papas del fuego, le organiza la agenda, lo ordena. Y en ese orden comienza a sentir una dependencia en donde se mezcla el amor indudablemente.

- ¿Tenés algo de este personaje algo solitario?

- La verdad que muy poco. Suelo ser cada vez menos solitario. Me muero si hago sufrir, no puedo dormir y no sabés lo que me cuesta maltratar al personaje de Flor. Es tan evidente que ella es un sol, que me cuesta mucho hacer una escena en donde la trato mal o la desconsidero, como cuando quiero que se quede conmigo a operar y pierde mesas de exámenes.

- Hasta fea, le dice tu personaje, en un capítulo…

- Pero por un desorden en su expresión porque es preciosa para él. Es el oficio que le hace discriminar.  Ponerme en la piel de Federico Müller en ese sentido no es fácil.

- Entre el equipo de actrices de la tira se encuentra Carla Peterson, tu ex pareja. Inevitable preguntarte, ¿cómo es trabajar en la misma serie con ella?

- Con Carla tenemos la mejor, nos llevamos muy bien en el set. Siempre es un reencuentro que, acompañado de trabajo, es llevadero.

- ¿Seguís dándole a tu personaje los giros de la improvisación humorística que te caracterizan?

- Sí. Todo el tiempo. Esta vez con el “café culo”. Como Lorena compra productos de descuentos y ordinarios, según mi personaje, todo es culo. La verdad que hay escenas que han salido improvisadas muy buenas. Nos reímos mucho.

- ¿Cómo bajás la tensión luego de jornadas intensas?

- Con el  gym y con Mona (Mónica). Ella me baja mucho a tierra, es un programa hermoso estar juntos. Eso me calma.

- ¿Han pensado en irse a vivir juntos?

- Por ahora estamos muy bien así. La pasamos estupendo. Incluso me toma lección y me ayuda a ensayar haciendo del personaje que tengo enfrente.

- ¿Soñás con hacer algo que aún no has podido realizar?

- Tengo sueños y ganas de llevar a la banda (Mox) a todo el mundo, tocar en estadios y teatros. En la actuación la vida me ha dado muchos premios, como interpretar a personajes relevantes, en cuanto a la actuación estoy bien,  la deuda la tengo con la música.

- ¿Qué te dice la gente por la calle, o cuando te ve arriba de un escenario, con tu banda?

- Lo que me pasa en la calle, y con los colegas, es un nutriente para el corazón, para generar motivaciones y entretener. El público me hace caminar.

- Hablás de ese cariño de la gente. ¿Cómo ves lo que está ocurriendo en la calle con los linchamientos?

- Qué sé yo… Es un grito de ayuda. Creo que lo que está pasando es producto de una dejadez de los seres humanos. Esto es una pelota que se viene acumulando y no pasa por el gobierno de turno, sino por la mentalidad, la indisciplina. Hay un grito de desesperación, y la idea es “si no hay gente que nos proteja, nos vamos a juntar y a proteger entre nosotros”. Una persona entra, delinque y sale a las doce horas, entonces hay algo del sistema que está habilitando a la desesperación.

Por Analía de la Llana (adelallana@losandes.com.ar )
Fuente: https://www.losandes.com.ar
Posted By: pilu    0 Comments    Posted On abril 11




Filed under Eventos

Adidas Originals participó en la primera edición argentina de uno de los festivales más importantes del mundo, que se realizó los días 1 y 2 de abril, en el Hipódromo de San Isidro. 

Durante los dos días del festival, los participantes pudieron disfrutar del espacio adidas Originals, bautizado adidas Originals Truck: un lugar en donde los consumidores de adidas tuvieron la oportunidad de hacer serigrafías en bolsos y remeras con frases alusivas al festival, hasta disfrutar de un picnic, y dar un paseo en los carritos de la marca. Además, se regalaron 5 mil afiches que los fans consiguieron llevarse como recuerdo del festival.

Por las tardes, celebrities y amigos de la marca pasaron a disfrutar de un cocktail festivalero. Entre ellos, estuvieron presentes: los actores Benjamín Rojas, Nico Riera y Nico Francella, Dolores Barreiro y Matías Camisani, María del Cerro, Natalia Graziano y Jimena Buttigliengo, Florencia Torrente y su hermano Toto, Mike Amigorena, Nacho Viale, Diego Ripoll, Ángela Torres, Felipe Colombo y su mujer. También se acercaron deportistas y músicos, como el tenista Guido Pella, el rugbier Felipe Contepomi, DJ Paul, la banda Utopians, Pato Sardelli (Airbag), Nico Cota y los integrantes de La Armada Cósmica, entre otros.

Fuente: http://90mas10.com
Posted By: pilu    0 Comments    Posted On abril 11




Filed under Prensa

Mano a mano con Mike Amigorena, actor, músico y reciente pintor excéntrico, que no cree en el éxito, odia la solemnidad y huye de las obligaciones.

22 mar 2014
La noche en que se inauguró la última edición del Festival de Cine de Punta del Este, Mike Amigorena era el único personaje mediático presente. Pero el palco reservado para los invitados de élite fue ocupado por las autoridades y este músico, actor y reciente pintor argentino se ubicó en una butaca anónima. Pocas personas lo reconocieron. Amigorena no se movió de su asiento, aplaudió cada uno de los discursos y, aunque no le gustan las películas, vio toda la proyección del documental uruguayo Maracaná.

Los que se fijaron en este famoso excéntrico con fama de mal carácter y soberbia, estaban viendo a un hombre distinto. Hasta su vestuario usualmente escandaloso era discreto. Viajó en nombre de Lectura según Justino, la primera película que dirige Arnaldo André y en la que interpreta a un exsoldado nazi escondido en un pueblo de Paraguay. Durante el brindis empezaron a circular dos rumores: Mike Amigorena era un tipo tremendamente simpático y humilde que además estaba averiguando precios para mudarse a Colonia.

La charla que sigue ocurrió luego de que se despidiera de cada uno de los empleados del hotel que lo hospedó, durante el trayecto en auto hacia el aeropuerto.

-¿Qué tipo de vida te gusta?

-Yo soy del campo, me gusta la naturaleza y la tranquilidad, mezclarla con el barullo, pero mucho barullo ya no.

-¿Volvés de vez en cuando al campo?

-Mi familia sigue ahí pero yo voy solo dos o tres veces por año a Mendoza, lo extraño. El trabajo no me permite irme seguido. Por eso me gustaría tener una casa en un lugar cercano y tranquilo como Colonia: vivir ahí e irme cuando tenga teatro o alguna película.

-¿En tus tiempos de ocio qué hacés?

-Tengo muchos. La banda Ambulancia, que desapareció hace dos años, surgió de esos tiempos de esperar. Ahora tengo Mox. Cuando estoy ocioso pinto, voy al gimnasio. Suelo hacer poco, o no hago nada. Pierdo tiempo, eso es el ocio para mí. Me quedo quieto, miro algo.

-¿Qué cosas te provocan curiosidad? Porque has defendido en varias entrevistas el desinterés. Por ejemplo te gusta decir que no lees, que no vas al cine.

-No tengo el hábito de ir al cine y menos de leer. Leer no me gusta, me olvido de lo que decía el párrafo anterior y tengo que releer…

-Es habitual que el artista popular se preocupe por dejar en claro que es famoso pero culto, ¿vos no sentís ese peso?

-No. Yo soy un espíritu libre entonces no necesito estar en contacto con nada más, al contrario, me desconcentra, pierdo la atención. Por eso voy al cine y llega un momento en el que me perdí. Es raro y muy curioso porque no tiene que ver con que la película sea mala, es que mi cabeza se pierde. Me gusta ir mucho al cine con mi novia porque ella me va explicando la película y así entiendo perfecto.

-En cambio con la música…

-La música me fascina, vivo cantando, vivo todo el tiempo escuchando música. Eso es lo único que hago siempre.

-Tu fuerte es la voz, ¿al actuar la considerás tu herramienta principal?

-No. No es mi herramienta primera. Yo cierro los ojos y veo qué puedo hacer con lo que me piden y trato de emularlo siempre y cuando sea cine o alguna obra de teatro. En televisión estoy haciendo tiras -estoy en Guapas- y voy de un libro al otro, de una escena a otra que está 20 páginas más adelante. Eso no te permite concentrarte y sostener un personaje y ahí apelo a la comedia. Yo decido si agarro o no a un personaje según lo primero que me produce. A mí me encanta interpretar a alguien, la vida de, en ese caso sí lo respeto.

-En otras notas dejaste claro que no es que te hayas transformado en un actor, ni en un músico, ni en un personaje que se pinta las uñas y usa polleras, sino que eso siempre estuvo en tí, pero, ¿no reconocés algún punto de inflexión que te haya indicado por dónde querías guiar tu carrera?

-Nada. El niño argentino es lo mismo que Los exitosos Pells: fueron tesis. El niño argentino me llega en el 2006 y yo llegué a Buenos Aires en 1992. Inconscientemente tu cuerpo se va preparando, ¿para qué? Para que venga Mauricio Kartun y me ofrezca un personaje en su obra de teatro. Pasó que a través de esos trabajos se me conoció mucho pero yo siempre fui eso. El personaje te busca a vos y no vos al personaje.

-No te interesa construirte un perfil como artista.

-No. Yo pinto, ahora voy a hacer una exposición y no soy pintor. Capaz que en un mes me aburro y no pinto más. Me gusta la música, siempre está conmigo, pero llega un punto en el que me canso de la música. Para hacer cine tengo que extrañarlo, para hacer teatro tengo que extrañarlo, ¿me entendés? Entonces no me canso, vivo liviano, me desobligo. Me desobligo.

-¿Con la música es igual? ¿No prestás atención a las devoluciones que se hacen de tus discos o toques?

-No. Como yo sé que puedo crear controversia sé que hay gente que me ama y gente que dice que soy un tarado y entiendo que puedan pensar eso porque creo que hay cabezas que no pueden decodificarme; yo no puedo.

-¿Pero te interesa provocar o sale naturalmente?

-Sale naturalmente ¿A quién no le va a interesar provocar? Yo necesito provocarte en algo, no provocar de salir en bombacha a calle…bah no sé, en un momento lo hubiese hecho…de hecho lo hice.

-Para divertirte.

-Me encanta faltar el respeto. Me molesta mucho la solemnidad, me pone tenso, no me sale. Hago lo que sea contra la solemnidad.

-¿Cómo te manejás con el éxito? De chico querías ser un rockstar…

-De alguna manera lo soy.

-¿Tiene su parte mala?

-Por ahí tengo poca paciencia. El éxito solamente es una consecuencia y te la tenés que bancar, tanto si terminás preso porque hiciste algo malo como si no soportás que te quieran.

-¿Qué te gusta de ser un rockstar?

-La libertad. La libertad. La libertad. Yo soy un rockstar, soy un frontman que actúa, que pinta, que canta, ¿entendés? Soy eso: un artista creador hecho a puras agallas. Hay actores tan religiosos, que estudian letras, comportamientos y yo no lo puedo hacer…

-¿Te parece un problema?

-No, al contrario. No se agradece pero se aprende, se respeta. Siempre quien viene a mí o a quien voy tiene una comunión conmigo, ya sabe cómo soy y cómo trabajo. Toda la vida me pasó lo mismo, yo nunca critico la forma de trabajo del otro.

-¿Cuál sería tu personaje ideal?

-Ahora tengo ganas de ponerme pelucas, bigotes, disfrazarme. Me gustaría hacer algún programa de humor televisivo. El año que viene, si Dios quiere, voy a hacer algo así con Mex Urtizberea. Me cuesta pensar, porque hice todo lo que quise.

-Pero te costó llegar a eso, ¿no? Solés recordar que antes del éxito pasaste por muchos malos momentos.

-Se me fue dando de una forma tan paulatina que cuando hago El niño argentino y Los exitosos Pells pensé “bueno flaco, mínimo, obvio”. Lo estaba esperando y estaba seguro de que iba a venir, pero no me modificó porque venía de pasar hambre.

-Es curioso que estuvieras pasando hambre y no fueras en busca de personajes sino que esperaras que llegaran a tí.

-Es que no sabía ni hablar. Pensá que hice mi primer obra de teatro en el año `98, llegué en el `92…fueron seis años de no saber cómo hablar ni con quién. El niño argentino fue en el 2006, yo tengo 20 años de carrera, llega un momento en el que a golpes ya estás hecho. Me llevó 12 años alcanzar la comodidad de la continuidad laboral; es lo mismo que le pasa a todos en el mundo en todas las profesiones: para tener un sustento tenés que tener 10 años de vuelo. A mí me tocó la carrera más difícil de todas, de todas, porque lo que yo pasé no lo pasó nadie. Otros se hubieran vuelto a Mendoza o hubieran empezado con cualquier cosa a trabajar en la tele, yo no. Yo aguanté y aguanté.

-Es probable que de esa experiencia saques herramientas para tus personajes, aunque en algún momento dijiste que no tuviste vivencias oscuras como para poder utilizarlas al componer un drama.

-No, no tengo. Toda mi vida estuvo acompañada por mi niño y yo crecí en una familia súper dulce, rodeado de mujeres más grandes, no tuve oscuridad. Ahora que soy más viejo puedo saber cómo disimular eso por lo que no pasé. Me tengo que inventar para que el otro crea, y ahí está cómo juega la inteligencia del actor. No hay malos ni buenos actores, hay decisiones. Yo puedo ser pésimo y me quedo quieto, y soy bueno.

-¿Por qué decís que actuar es algo que sucede a veces?, ¿cómo son esos momentos?

-Actuar sale de a ratos, cuando está saliendo no te estás dando cuenta pero tenés un buen día de trabajo. En mi caso el cuerpo te va avisando cuando no nos está saliendo o que no es para nosotros. Cuando está empujado no me gusta, o no lo estoy entendiendo o no es para mí o no lo sé hacer.

-¿Qué te molesta de trabajar en televisión?

-Lo único que me molesta es que la televisión no sabe y no entiende de sensibilidad y yo me rijo por eso. Tenés que ir negociando, porque a la televisión no le importa si lo pudiste haber hecho mejor. No hay un equipo al servicio de la sensibilidad del actor, ¡las pelotas!, solo quieren meter el plan de rodaje en tiempo y forma. Pero no podría vivir sin ella porque la extraño, no puedo estar más de un año y medio lejos.

-Y tal vez esa rutina ayude a ordenarte la vida.

-Te ordena anímicamente y económicamente y es un entrenamiento único. Como no entiende de sensibilidad vos tenés que hacer el esfuerzo para ponerte a la par de ella y tenés que seguirla porque si no no estás.

-¿Sos ambicioso?

-En absoluto.

-¿Qué admirás en un artista?

-La irreverencia. Admiro a muchos músicos: David Bowie, Prince, Depeche Mode, Pet Shop Boys. Entre los actores muy pocos son así, sorprendentes, gente que quiero ver qué dice y cómo, cercanos a mí podría nombrarte a Carlos Belloso y a Pablo Cedrón. Del resto hay muchos que son buenos, pero no me van a engañar.

Sin perfil
A los 19 años viajó a Buenos Aires para ser actor. Dice que pasó hambre hasta que llegó su primer gran papel en la excelente obra El niño argentino, que Mauricio Kartun dirigió en 2006. Luego combinó su trabajo actoral en teatro y cine con varias tiras televisivas. Su faceta musical en las particulares bandas Ambulancia (integrada por seis actores que no sabían de música) y Mox contribuyó a darle una imagen de artista excéntrico.

Fuente: elpais.com.uy.demo.oonair.net
Posted By: pilu    0 Comments    Posted On marzo 23




Filed under Prensa

11:18 Hs | Mike Amigorena habló de su gran presente sentimental con Antonópulos: “Estamos divinos”. Además se refirió a su ex Carla Peterson, con quien comparte las grabaciones de Guapas. Además contó que le fueron infiel.

El actor habló de su romance con Mónica Antonópulos:”Estamos divinos, todo es perfecto con ella. Precioso. La verdad es que estamos felices. De hecho, vamos a cumplir un año ya. Algo vamos a hacer para festejarlo, pero nada público. ¿Si tenemos planeado casarnos a futuro? Sólo felicidad”, respondió.
Además contó cómo fue el reencuentro con su ex, Carla Peterson, en la nueva tira de El Trece, Guapas: “Volver a trabajar con Carla no es común, pero no es raro para alguien que se dedica a esto. Es un hecho que no tiene nada de extraordinario. Es normal, habitual y tiene que ver lo profesional estrictamente”, aseguró a la revista El Sensacional.
Por otra parte, reconoció: “Seguro que me metieron los cuernos. Claro que sí, ¿cómo no? Pobre de mí. Me enteré y me puse muy triste, pero todo bien. Cuando sucedió, me la banqué y fue”, minimizó la anécdota.

Fuente: www.elonce.com
Posted By: pilu    0 Comments    Posted On marzo 23




Filed under Teatro
Un grupo de amigos se ve inesperadamente reunidos en la sala de un hospital ya que uno de ellos acaba de sufrir un accidente con un auto, y está en terapia intensiva.
Esa situación límite invita a tomar conciencia de cómo, a veces, los estados más extremos nos llevan a hacer, y decir, aquello más secreto. Esos debates internos entre lo adecuado y lo no, lo conveniente y lo oportuno. Y la tormenta de afuera, que parece querer anticipar algo.
Gerardo Chendo y Graciela Stefani, quien también es la autora, trabajan con un elenco de nueve actores que se desempeñan graciosamente. En ese límite, entre lo duro de algunos decires y la absurdo de dónde y cómo, juega este desopilante guión.
La escenografía se divide en tres para que la acción suceda, por momentos, en simultáneo entre aquella sala, un baño que también será confesionario, y una enfermería. La linda puesta nos transporta a ese lugar de espera donde hay tanto por hablar, que no se puede hacer silencio, lo que alguien remarca constantemente.
Un choque que afecta a cada uno de manera diferente, y los enfrenta que los demás, pero también, consigo mismos. Una obra divertida, para reírse un buen rato
Ficha técnica:
Actores: Claudio Barbarisi, Jorge Camisay, Emanuel Dell Aquila, Nahuel Echeverría, Laura García, Matías Milmar, Ivana Moreira, Gustavo Suárez y Nicole Suli.
Voz en off: Verónica Piaggio y Mike Amigorena.
Guión: Graciela Stefani.
Dirección: Graciela Stefani y Gerardo Chendo.
Teatro: El Tinglado (Mario Bravo 948) Tel: 4863-1188
www.teatroeltinglado.com.ar
Funciones: Viernes 23:00hs.
Fuente: escenariosnacionales.blogspot.com.ar
Posted By: pilu    0 Comments    Posted On marzo 21




Filed under Prensa

19 de March de 2014 | El actor contó cómo está la relación con su novia y cómo se lleva con quien era su pareja y ahora es su compañera en Guapas, Carla Peterson.

El actor de Guapas, Mike Amigorena, habló sobre sus amores actuales y viejos. El artista se refirió a los rumores de crisis y los celos en su relación con Mónica Antonópulos. También se refirió al clima de trabajo que comparte con su ex pareja, Carla Peterson.

Consultado sobre la relación con su novia y los rumores de crisis, Amigorena planteó: “No sé de dónde sacaron lo de la crisis. Con Mona estamos más unidos que nunca”, dijo a la revista Pronto y agregó: “Tenemos planes de vivir juntos y compartir gustos”.

Además, Mike se animo a hablar de paternidad y confesó: “Estoy a punto caramelo para ser papá”. Respecto a las escenas hot de Antonópulos con Pablo Echarri en “Arrebato”, el actor opinó: No soy celoso. De todas maneras, no vería la escena hot de Mónica con otro actor”. Por otro lado, Mike vuelve a ver a Carla Peterson, su ex novia, en su actual trabajo, ya que la actriz es parte de Guapas.

Sobre el reencuentro expresó:” Es un gusto enorme volver a trabajar con Carla, sin dudas. Una de las cosas que me atrajo de Guapas es el elenco. Tenemos afinidad y buena onda. No nos volvimos a ver desde que nos separamos pero está todo bien. Son cinco mujeres fuertes y es un lujo y un gusto acompañarlas, como caballero”.

Fuente: eldiarionoticias.com.ar
Posted By: pilu    0 Comments    Posted On marzo 20




Filed under Mox

Mox

Niceto Club, N. Vega 5510. Hoy, a las 24. Entrada, $ 60.

Nueva presentación de la banda de nu-disco que comanda el músico y actor Mike Amigorena.

Fuente: lanacion.com.ar
Posted By: pilu    0 Comments    Posted On marzo 14





Designed by George / FF.org Themes